Mola: ¿Cuál es la visión del Nuevo Orden Económico Internacional?

DocumentEconomy

Intervención de Maite Mola, Secretaria de Relaciones Internacionales del Partido de la Izquierda Europea.

Buenos días a todas, gracias por haberme invitado Yo soy Maite Mola y estoy aquí como secretaria de relaciones internacionales en representación Partido de la Izquierda Europea y todos sus miembros —que agrupa a más de 40 partidos de 21 países europeos, dentro y fuera de la propia Unión. Gracias y seré muy breve, pues vamos a priorizar nuestro tiempo en la parte propositiva.

Es un privilegio para mi y la organización que represento participar en este encuentro, en primer lugar por los asistentes que me acompañan y también por tratarse de un tema fundamental para nuestros objetivos políticos.

Agradezco, cómo no, la invitación a los convocantes y el trabajo de los organizadores, además de al gobierno de la República de Cuba por su acogida.

La idea principal que debemos imprimir en el marco ideológico, es que aún estamos empezando a transformar ese mundo que se repartía hasta hace poco entre el mercantilismo de los imperios y los pueblos explotados que lo mantenían. Como dirían cuatro tangos, ochenta años no es nada. La creación de un entorno de gobierno global verdaderamente multilateral y equilibrado es aún, y más que nunca, necesario, posible, y merecido.

Merecido porque no debemos de obviar las reparaciones pendientes de siglos a los pueblos de la tierra. Ese derecho a la reparación ya apareció en el 74, en la resolución Asamblea General. Las resoluciones para el Nuevo Orden Económico Internacional son aún una herramienta más que útil para hacer un mundo justo, aunque debamos observar también las realidades de hoy, y las nuevas realidades que la ola neo-liberal nos trajo en los 90 y 2000. Porque el mundo que el “fin de la historia” nos trajo está intermediado por menos manos, mas ricas y más extractoras. Tenemos que volver a demandar la vuelta a los espacios de poder de lo público, lo cooperativo, y lo soberano. Desde las materias primas y los minerales, a la propiedad científica e intelectual, no hay campo que la soberanía de los pueblos no pueda enfrentar en igualdad a la avaros constructores de este modelo insostenible.

Ademas de eso, hoy, vigilaremos los sesgos que las políticas al desarrollo crearon a veces, como el ecológico o el de género. En definitiva, un pensamiento y acción política progresista que no deje de hacer la difusión y el impulso político necesario para un mundo legitimo, equilibrado y multilateral y una sociedad que lo asuma y lo defienda desde abajo hasta el más alto despacho.

Para no repetir los análisis y reflexiones que ya se han hecho y se seguirán haciendo, intentaré ser lo más concreta posible y expondré una serie de acciones destinadas al rearme programático para una mayoría de naciones del mundo, que sin embargo están excluidas de participar en igualdad, o incluso en absoluto, de las decisiones de las que dependen el futuro y la vida de sus pueblos. Son igualmente acciones y propuestas destinadas a intentar tejer una masa crítica social que obligue a cada uno de sus gobiernos a reformar la regulación y la maquinaria de las relaciones internacionales hacia un funcionamiento realmente multilateral. La simple idea colectiva del derecho internacional de todos las naciones a desarrollarse y decidir de forma soberana, es ya una de las armas mas fuertes  que tenemos los pueblos.

divider

  1. La primera propuesta, como no podía ser de otra manera, es que salgamos de esta reunión con el mandato de incorporar sistemáticamente a nuestros programas, debates y actividades, los compromisos a los que lleguemos aquí. Esto debería llevar un periodo corto de tiempo, digamos de seis meses.
  2. Al mismo tiempo, la creación de un grupo técnico de trabajo, más bien pequeño, que revise las resoluciones del 74, particularmente la 3202, con el objeto de adaptarlas al los cambios en las instituciones internacionales y económicas, y a darles un tono mas interconectado y no tan sectorial como aparecían originalmente.
  3. En tercer lugar, presentar un mapa de acciones donde cada participante aquí, realice un trabajo de extensión político y geográfico a las organizaciones de acceso y ámbito cercano, que aunque no estén aquí hoy, necesitamos de su impulso para nuestros objetivos. Esto debe de crear el afecto hacia las propuestas aquí hechas en pro de un multilateralismo posible,  entre aquellos que a veces  creen más práctico trabajar fuera del foro común o sólo bilateralmente.
  4. Por último, pero crucial si queremos que las propuestas tengan el empuje hacia arriba por parte de la sociedad civil, sin la que difícilmente podemos avanzar, proponemos reflexionar y en su caso decidir La realización de una campaña internacional, seccionada por ámbitos de acción, que con un mensaje corto y directo, pero que englobe una larga serie de propuestas y realidades, cree la masa critica que obligue a gobiernos, instituciones y empresas, a aceptar reformas encaminadas a la distribución del poder y la riqueza.

    Hablamos de la campaña “Un País un Voto”, cuyo lema directo y fácil de asumir, engloba una gran variedad de medidas, que se pueden defender local y globalmente, y que irán destinadas a eliminar los desequilibrios en los centros poder y toma de decisiones. Estos siguen reflejando una mayoría inmensa de naciones marginadas, y una minoría dominante que impone sus criterios, a veces sin consulta ni participación de los afectados. Esta campaña persigue toda una escalera que va desde la prohibición de las reuniones secretas entre gobiernos y empresas a cualquier nivel, hasta la indispensable reforma del Consejo de Seguridad de NNUU.

    Un ejemplo sería la campaña 7%YA!, precedente en España del movimiento anti-globalización y del 15M, que con este sencillo eslogan consiguió en los 90, protocolos legales asumidos por todos los partidos, y por el Estado mismo, que se aplican hasta hoy en medidas y políticas para la cooperación al desarrollo.

Por supuesto que nuestras organizaciones deben con sus recursos ponerse al servicio de las propuestas que aquí consideremos entre todas llevar adelante, y esperamos haber sido de utilidad para el fin tan importante y difícil que nos proponemos aquí: “Cambiar el mundo, amigo Sancho, que no es locura ni utopía, si no ¡Justicia!”.

Gracias y adelante.

footer 01

Maite Mola es Secretaria de Relaciones Internacionales del Partido de la Izquierda Europea.

Available in
Spanish
Authors
Maite Mola
Published
14.02.2023
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell