Environment

La pandemia demuestra que necesitamos un Nuevo Acuerdo Verde

Esta pandemia es insoportablemente dolorosa; sería inadmisible no aprender todo lo que podamos de ese dolor.
La pandemia del coronavirus es una especie de ejercicio horrible y trágico para hacer frente a un desastre.
La pandemia del coronavirus es una especie de ejercicio horrible y trágico para hacer frente a un desastre.

Un choque tan profundo como éste indudablemente tendrá muchas lecciones que enseñar. Varias de ellas parecen abogar por un Nuevo Acuerdo Verde Internacional con una precisión casi quirúrgica, porque la pandemia es la mejor oportunidad que tendremos para entrar en acción antes de que la crisis climática nos abrume.

Lección 1: No se puede engañar a la realidad física. El virus es inmune a la interpretación, no está interesado en la negociación, no está abierto al compromiso. La biología establece límites, y debemos respetarlos, algo igual de cierto en la física y la química cuando se trata del cambio climático. Hemos visto que "líderes" como el presidente Trump intentan deslegitimar al microbio; de hecho, lo ha llamado un engaño, justo la palabra que ha usado para describir el calentamiento global. Pero igualmente la gente ha muerto, muchos más de los que hubieran muerto si no se hubiese negado a enfrentar la realidad. La mayor realidad de nuestro siglo es el rápido calentamiento de la atmósfera, debemos enfrentarlo directamente y no con la evasión y las medias tintas que han sido nuestra práctica hasta la fecha. Así que, sean realistas.

Lección 2: El tiempo es la variable crucial. Algunos países, como Corea del Sur, reconocieron rápidamente que se enfrentaban a un problema y se pusieron en marcha para abordarlo con pruebas generalizadas. Fueron capaces de "aplanar la curva", una frase que ahora forma parte del vocabulario mundial. Sufrieron perturbaciones, pero no a la escala catastrófica de las naciones que esperaron demasiado para comenzar. Los paralelismos con la política climática son obvios: podríamos haber aplanado la curva del carbono si hubiésemos empezado hace treinta años, cuando los científicos nos advirtieron, y podríamos haberlo hecho con pasos relativamente modestos. Pero habiendo desperdiciado esas décadas, en gran parte a instancias de las compañías petroleras, ahora tenemos que avanzar a una escala grande y en ciertos modos perturbadora. Esta es una lección que, lamentablemente, podemos seguir aprendiendo. Si no nos movemos ahora, la curva se hará cada vez más pronunciada, hasta el punto de que será imposible escalarla. Dejemos de hablar del 2050 y empecemos a hablar del 2021. Así que, empiecen.

Lección 3: La solidaridad social es absolutamente clave. Miren a los Estados Unidos como un ejemplo de lo que sucede cuando se permite que el pensamiento libertario se afiance plenamente: a pesar de la riqueza agregada del país, tenemos millones de personas en una pobreza extrema, incapaces de acceder a las necesidades básicas (agua y jabón, por ejemplo) que se requieren en una emergencia médica. Esto, por supuesto, imita la ley de hierro del cambio climático: aquellos que menos han hecho para causarlo, sufren primero. El Nuevo Acuerdo Verde contempla la construcción de una sociedad equitativa, incluso mientras construimos las tecnologías necesarias para evitar el cambio climático, es la única estrategia posible para hacer frente a crisis de esta magnitud. Así que, reúnanse.

Lección 4: Podemos cambiar rápidamente cuando lo necesitemos. De repente, se pueden encontrar billones de dólares, literalmente de la noche a la mañana, gran parte de ellos utilizados para rescatar a las empresas. De repente, los ejércitos del mundo pueden ser desviados para el trabajo de socorro. Las viejas excusas y retrasos parecen absurdos a la luz de la pandemia, así como deberían parecer absurdos a la luz de una tierra que se calienta rápidamente. De hecho, más grande parece mucho más seguro y sólido ahora mismo, y los déficits presupuestarios o los aumentos de impuestos parecen un precio pequeño a pagar por la oportunidad de una sociedad funcional. Ese sentido debería trasladarse a la lucha contra el cambio climático, que con cada medida que se tome, hará un agujero permanente e insalvable en nuestra vida económica, a menos que tomemos medidas muy pronto. Así que, pónganse serixs.

Esta pandemia es insoportablemente dolorosa; sería inadmisible no aprender todo lo que podamos de ese dolor.

Bill McKibben es un ecologista, autor y periodista americano que ha escrito extensamente sobre el impacto del calentamiento global.

Available in
EnglishGermanPortuguese (Brazil)FrenchRussianSpanish
Author
Bill McKibben
Translator
Tim Swillens
Date
22.05.2020

More in Environment

Environment

Aksi Ekologi & Emansipasi Rakyat

Receive the Progressive International briefing
Privacy PolicyManage Cookies
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell