Statements

Las huelgas Amazon y el lenguaje del poder

Lxs trabajadorxs de Amazon en Alemania están defendiendo sus derechos hoy. Su demanda es tan simple como justa: salud antes que beneficios.
Lxs trabajadorxs de las bodegas de Amazon en Alemania están en huelga y recurren al único idioma que Amazon entiende, el idioma del poder.
Lxs trabajadorxs de las bodegas de Amazon en Alemania están en huelga y recurren al único idioma que Amazon entiende, el idioma del poder.

En Alemania, un país con una larga y productiva tradición que favorece el diálogo social y la negociación colectiva, esta huelga podría haberse evitado, pero la pandemia del Covid-19 ha puesto de relieve que Amazon sólo toma en serio las demandas de lxs trabajadorxs cuando se ven obligadxs por los reguladores, los tribunales o lxs trabajadorxs unidos en la acción.

Desde el comienzo de la pandemia, las condiciones en muchas bodegas de Amazon no han cumplido las normas básicas de salud y seguridad prescritas por la OMS, las autoridades nacionales o lxs defensorxs de lxs trabajadorxs. A medida que la empresa se esforzaba por satisfacer la creciente demanda de entregas, aumentó la velocidad y el ritmo de trabajo, haciendo casi imposible el lavado de manos y el distanciamiento social.

En respuesta a la insuficiente protección de lxs trabajadorxs de Amazon durante el brote en los Estados Unidos, trabajadorxs no sindicadxs de Amazon en más de 40 instalaciones de Amazon en California, Texas, Wisconsin, Florida y Nueva York recurrieron a las huelgas y a otros tipos de actividad laboral protegida para protestar por las condiciones de trabajo de Amazon durante la pandemia del Covid-19. La empresa tomó represalias despidiendo al menos a tres empleadxs de bodega de Amazon por "violar políticas internas de la empresa". Los despidos provocaron un mayor escrutinio regulatorio y político, con líderes electxs como la Fiscal General del Estado de Nueva York, Letitia James, abriendo una investigación al gigante de la tecnología.

Las protecciones laborales más fuertes permitieron a lxs trabajadorxs en Italia, Francia y España utilizar la representación sindical para avanzar y proteger sus derechos en el trabajo. En Italia, lxs trabajadorxs preocupadxs por el hacinamiento, la disponibilidad de equipo de protección personal (PPE) y las medidas de seguridad reforzadas se declararon en huelga en al menos cinco instalaciones separadas de Amazon y obligaron a la empresa a cumplir un estricto protocolo de salud y seguridad.

En Francia, los sindicatos, incluida la afiliada de UNI, la Federación de Servicios, CFDT, convocaron huelgas y participaron en un juicio civil contra Amazon por no tomar las medidas adecuadas para proteger a lxs trabajadorxs del riesgo de coronavirus, y por tratar de eludir a los sindicatos. El tribunal finalmente se puso del lado de lxs trabajadorxs y los sindicatos que negociaron un acuerdo que incluía la consulta obligatoria sobre las medidas de seguridad, la contratación de expertxs externos por parte de lxs representantes sindicales para evaluar la eficacia de las medidas y un aumento de la tarifa horaria para lxs trabajadorxs asalariadxs que volvieran al trabajo.

En España, se ordenó a Amazon que corrigiera las deficiencias de su plan de seguridad y salud para prevenir Covid-19, después de que el sindicato Comisiones Obreras (FSC-CCOO) convocara a inspectorxs de trabajo debido a la falta de adhesión a los protocolos de COVID por parte de la empresa. Después de eso, se le exigió que hiciera cumplir el distanciamiento social entre lxs trabajadorxs, que desinfectara las instalaciones donde trabajadorxs habían sido diagnosticados con Covid-19, que proporcionara equipos de protección personal y que relajara las cuotas de productividad.

Pero incluso en países con sindicatos poderosos como ver.di en Alemania, lxs trabajadorxs tienen que recurrir al tipo de tácticas colectivas que construyeron nuestro movimiento cuando las empresas se niegan a negociar de buena fe.

Hoy, todas las miradas están puestas en Alemania, ya que lxs valientes trabajadorxs alemanxs de Amazon toman posición para poner fin a las condiciones brutales y ganar un trabajo seguro y un convenio colectivo.

La increíble riqueza y poder de Amazon están creciendo durante la pandemia, pero las condiciones de trabajo se han quedado muy cortas. Por eso hemos visto disturbios laborales en las bodegas de todo el mundo, y por eso lxs huelguistas de ver.di están defendiendo sus derechos hoy y diciéndole a Amazon: trabajos buenos y saludables, salud antes que beneficios.

UNI Global Union representa a más de 20 millones de trabajadorxs de más de 150 países diferentes en los sectores de servicios de más rápido crecimiento en el mundo. UNI y afiliadxs en todas las regiones se sienten impulsadxs por la responsabilidad de garantizar que estos empleos sean decentes y que se protejan los derechos de lxs trabajadorxs, incluyendo el derecho a afiliarse a un sindicato y a la negociación colectiva.

Available in
EnglishGermanFrenchSpanishPortuguese (Brazil)RussianPortuguese (Portugal)
Author
Christy Hoffman
Translator
Tim Swillens
Date
30.06.2020

More in Statements

Statements

The MKSS: The Struggle Against Oppression in India

Receive the Progressive International briefing
Privacy PolicyManage Cookies
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell