Social Justice

Usando la "visión" de Trump para liberarse de los marcos del pasado

Lxs palestinxs pueden utilizar la "visión" de Trump para liberarse de los marcos políticos que han limitado sus derechos y libertades durante tanto tiempo.
Hay muchas maneras en que el inminente desastre de una mayor anexión y despojo israelí puede contrarrestarse y transformarse en oportunidades.
Hay muchas maneras en que el inminente desastre de una mayor anexión y despojo israelí puede contrarrestarse y transformarse en oportunidades.

Muchas de las ideas políticas dominantes sobre el futuro de Palestina se refieren principalmente a la contención de lxs palestinxs autóctonxs y a la seguridad del Estado colono israelí. La manifestación más reciente de esto fue la "Visión para la paz, la prosperidad y un futuro más brillante para Israel y el pueblo palestino" de la administración Trump. Esta "visión" proponía nada menos que la capitulación palestina, en la que lxs palestinxs de Cisjordania estarían encerradxs en una serie de bantustanes y la Franja de Gaza seguiría siendo un enclave asediado, mientras que los derechos de lxs palestinxs en el exilio, incluidos los de lxs refugiadxs, serían abandonados.

La visión de Trump, efectivamente dictada por la derecha israelí, no rompe radicalmente con lo que se ha presentado anteriormente a lxs palestinxs como posibles futuros. Más bien, sigue una tradición de propuestas de paz de las últimas décadas en la que el futuro palestino no se basa en los derechos fundamentales y las aspiraciones palestinas de soberanía son ignoradas. Algunxs sostienen que la visión de Trump es más sincera que los esfuerzos de paz anteriores ya que describe descaradamente lo que Estados Unidos e Israel consideran una forma aceptable de estado palestino: el mapa propuesto por el documento de la visión proporciona un reflejo preciso de la realidad geopolítica actual en el terreno.

El liderazgo palestino han respondido débilmente, continuando su adhesión a una línea política que ha llevado al pueblo palestino a su punto más vulnerable en la historia desde 1948. Además, lxs dirigentxs palestinxs han desviado sus esperanzas hacia actores que han demostrado durante décadas que no tienen la voluntad política de cumplir con los derechos palestinos, como la Unión Europea y sus Estados miembros. También han estado llevando a cabo diálogos políticos impopulares y poco estratégicos, como el "comité de comunicación" sancionado por la OLP que se reunió con políticxs israelíes del Partido Laborista israelí (Meretz) en Tel Aviv en febrero de 2020. La última declaración de Abbas de cancelar todos los acuerdos con Israel y los Estados Unidos sigue declaraciones y amenazas similares anteriores que ascendieron a muy poco. La medida en que esto se lleve a cabo esta vez está por verse.

A pesar de estos obstáculos, lxs palestinxs pueden utilizar la "visión" de Trump para liberarse de los marcos políticos que han limitado sus derechos y libertades durante tanto tiempo. Hay muchas maneras en que el inminente desastre de una mayor anexión y despojo israelí puede contrarrestarse y transformarse en oportunidades. Aquí hay tres de ellas.

  • Para muchxs palestinxs la ilusión de que las negociaciones cumplirían los derechos de lxs palestinxs fue destrozada en los años que siguieron a los Acuerdos de Oslo, cuando quedó claro que el acuerdo conduciría a la capitulación palestina. Sin embargo, para gran parte del resto del mundo la ilusión apenas comienza a romperse. Comprender esta realidad es clave si terceros quieren realmente asegurar los derechos palestinos. Igualmente importante es avanzar con un enfoque basado en los derechos, es decir, que reconozca el desequilibrio de poder inherente entre palestinxs e israelíes, y busque lograr los derechos fundamentales palestinos antes de las negociaciones políticas. Impulsar a terceros en esta dirección requerirá esfuerzos concentrados y estratégicos por parte de la sociedad civil palestina y el movimiento de solidaridad con Palestina para educar y responsabilizar a terceros, especialmente en Europa, dada su disposición pasada de permitir que los Estados Unidos lideren el llamado "proceso de paz".
  • La tibia respuesta global a la visión de Trump, a pesar de su total menoscabo del derecho internacional, demuestra los límites del régimen jurídico internacional para proteger a lxs palestinxs del agresivo colonialismo israelí. Lxs entusiastas del derecho internacional deberían tomar nota: es imperativo que lxs palestinxs consideren el derecho internacional como solo una herramienta en una estrategia más amplia de resistencia y que redistribuyen la energía a otras herramientas, como los boicots, la reconstrucción de las redes comunitarias y el fortalecimiento de la solidaridad con otras luchas.
  • La realidad descrita anteriormente significa que lxs palestinxs deben restablecer su agenda y estrategia política. Para ello necesitan un liderazgo responsable, legítimo y representativo que pueda proponer una visión de futuro basada en un amplio consenso entre lxs palestinxs. En ausencia de soberanía y autogobierno, es necesario considerar formas alternativas de lograr esta representación y consenso fuera de los actuales confines estructurales. De hecho, la historia palestina nos proporciona una gran cantidad de ejemplos en los que la legitimidad revolucionaria y la democracia se pueden practicar fuera de los confines actuales, incluidos los impuestos por lxs donantes extranjerxs. El levantamiento palestino de 1936-9 contra el dominio británico, el éxito de la OLP al llevar la narrativa palestina a un Occidente hostil entre 1968 y 1988 y los comités y grupos revolucionarios de la Primera Intifada (levantamiento) son solo tres ejemplos que proporcionan muchas de estas lecciones.

Este artículo fue publicado originalmente en la página web de Al-Shabaka.

Yara Hawari es la investigadora principal de política palestina de Al-Shabaka: ‘The Palestinian Policy Network’. Realizó su doctorado en Política de Oriente Medio en la Universidad de Exeter, donde impartió varios cursos de pregrado y continúa siendo investigadora honoraria. Además de su trabajo académico que se centró en los estudios indígenas y la historia oral, también es una analista política frecuente que escribe para varios medios de comunicación, entre ellos The Guardian, Foreign Policy y Al Jazeera English.

Available in
EnglishGermanFrenchPortuguese (Brazil)SpanishPortuguese (Portugal)Turkish
Author
Yara Hawari
Translators
Francisco Domínguez and Maria Inés Cuervo
Date
16.07.2020

More in Social Justice

Social Justice

Azmanova & Galbraith: Disaster Capitalism or the Green New Deal

Receive the Progressive International briefing
Privacy PolicyManage Cookies
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell