Statements

Hay que matar este proyecto de ley, o nos matará a todxs.

Los sindicatos y movimientos sociales de Indonesia están tomándose las calles en contra de una legislación antiobrera.
Debido a la amenaza que el Proyecto de Ley Ómnibus representa para la sociedad indonesia, lxs trabajadorxs, estudiantes, campesinxs y todxs lxs elementos de los movimientos sociales se han opuesto con valentía.
Debido a la amenaza que el Proyecto de Ley Ómnibus representa para la sociedad indonesia, lxs trabajadorxs, estudiantes, campesinxs y todxs lxs elementos de los movimientos sociales se han opuesto con valentía.

El 5 de octubre, en medio de la pandemia de Covid-19, el Consejo de Representantes del Pueblo de Indonesia (DPR, por sus siglas en indonesio) aprobó el "Proyecto de Ley Ómnibus de Creación de Empleo", un conjunto de normativas sobre legislación laboral, inversiones y medio ambiente al que se oponen con vehemencia los movimientos laborales de todo el país.

Este Proyecto de Ley Ómnibus sucede al "Plan Maestro para la aceleración y expansión del desarrollo económico de Indonesia" (MP3EI). Ambos fueron formulados para crear un "clima favorable" para la inversión. Desde la purga anticomunista de 1965, lxs dirigentes políticos indonesios se han dedicado a fomentar el crecimiento económico y las inversiones extranjeras, sin importar cómo afectaban el bienestar de lxs trabajadorxs.

Ahora, muchos de los artículos incluidos en el Proyecto de Ley Ómnibus representan un peligro considerable para el bienestar de lxs trabajadorxs y el medio ambiente de Indonesia. El único propósito del proyecto de ley es impulsar la acumulación de capital, es decir, recortar los procesos de diligencia debida para la concesión de permisos comerciales, reducir los costos laborales, perpetuar el sistema de mercado laboral flexible y suprimir las actividades sindicales.

Tanto el gobierno como el DPR sostuvieron que flexibilizar los permisos comerciales reduciría la corrupción. Sin embargo, ya ha quedado claro que esto sólo ofrecerá un margen de maniobra a las grandes empresas para explotar los recursos naturales o construir infraestructuras con menos regulaciones. Por ejemplo, se relajarán los requisitos para aplicar un procedimiento completo de AMDAL (análisis de impacto ambiental), una exigencia mínima e indispensable para evaluar el funcionamiento de las empresas.

La "creación de empleos" no es más que un pretexto del Proyecto de Ley Ómnibus. El relato del "bono demográfico" — que implica la sobreabundancia de un ejército de reserva de mano de obra en Indonesia — ha justificado la proliferación de empleos temporales mal pagados en el mercado laboral flexible de Indonesia. También aumentará aún más la informalización del trabajo, poniendo fin a la seguridad laboral y la protección social para la clase trabajadora, que ya está casi extinta.

Pero lxs trabajadorxs del sector formal están muy familiarizadxs con la precariedad. Muchxs de ellxs se encuentran atrapadxs en condiciones de trabajo ocasionales o trabajan en entornos peligrosos. Cuando el proyecto se convierta en ley, esa vulnerabilidad se ampliará a todos los sectores.

La redacción del proyecto de ley en sí misma constituyó una violación del proceso democrático, que involucró solo a representantes del capital. El grupo de trabajo que dio su opinión sobre el proyecto de ley, que fue redactado íntegramente por el gobierno a través del Ministerio de Coordinación de Asuntos Económicos, estuvo dominado por las asociaciones empresariales de Indonesia, mientras que lxs representantes laborales fueron excluídxs. Además, tanto el Gobierno como el DPR se han negado a hacer circular públicamente el proyecto de ley desde el principio.

Debido a la amenaza que representa el Proyecto de Ley Ómnibus para la sociedad indonesia, lxs trabajadorxs, estudiantes, campesinxs y todxs lxs elementos de los movimientos sociales se han opuesto con valentía. Aunque es peligroso movilizarse durante la pandemia, actualmente cientos de miles de personas se toman las calles en diferentes ciudades.

Al mismo tiempo, la represión policial aumentó dramáticamente. Muchxs de lxs manifestantes fueron golpeadxs y detenidxs sin un debido proceso y las versiones sobre manifestantes amotinadxs y vandalismo continúan siendo difundidas tanto por el gobierno, las personas influyentes en las redes sociales y los principales medios de comunicación para deslegitimar la protesta.

Indonesia atraviesa una situación desesperada. Necesitamos que todxs nuestrxs camaradas internacionales se solidaricen con la resistencia popular en Indonesia, dirigida no sólo contra este proyecto de ley draconiano en particular, sino también contra cualquier otro tipo de explotación capitalista.

Fathimah Fildzah Izzati es una erudita marxista-feminista de Indonesia y editora de IndoPROGRESS.

Foto: Monitor Civicus / WikiCommons

Ayúdanos a construir la Agencia

La Agencia es la única red mundial de publicaciones progresistas y perspectivas comunitarias.

Desde nuestro lanzamiento en mayo de 2020, la Agencia ha amplificado y dado voz a más de 100 artículos de las principales publicaciones progresistas de todo el mundo, traduciendo cada uno a al menos seis idiomas, y llevando las luchas de los pueblos indígenas del Amazonas, los palestinos en Gaza, las feministas en Senegal, entre otras, a una audiencia global.

Con más de 150 traductorxs y un equipo editorial en crecimiento, confiamos en nuestrxs colaboradorxs para seguir difundiendo estas historias de las luchas comunitarias y para configurarnos como un servicio de difusión para las fuerzas progresistas del mundo.

Ayúdanos a construir esta misión. Dona a la Agencia.

Support
Available in
EnglishFrenchItalian (Standard)GermanSpanishHindiPortuguese (Brazil)Portuguese (Portugal)
Author
Fathimah Fildzah Izzati
Translators
Marisol Wexman and Maria Inés Cuervo
Date
13.10.2020

More in Statements

Statements

Diyana Yahaya: Feminist Trade Justice for Pandemic Resolution

Receive the Progressive International briefing
Privacy PolicyManage Cookies
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell