Housing and Land Rights

Declaración de Solidaridad de la Izquierda del Sudeste Asiático

Más de 20 partidos y aliados del sudeste asiático: "Unámonos en el espíritu del internacionalismo de la clase obrera, para desafiar el orden capitalista existente y reconstruir nuestro mundo con una visión socialista".
Necesitamos vacunar a lxs trabajadorxs contra el salvaje virus capitalista con solidaridad, democracia y protección social para el pueblo.
Necesitamos vacunar a lxs trabajadorxs contra el salvaje virus capitalista con solidaridad, democracia y protección social para el pueblo.

Después de más de un año de la pandemia de Covid-19, lxs trabajadorxs de todo el mundo han sufrido y han sido víctimas del sistema capitalista global que fracasó en proteger la vida y el sustento de las personas. La pandemia ha desencadenado una grave recesión económica en todo el mundo, con un número cada vez mayor de personas que pierden su empleo o sufren una reducción en sus ingresos. La crisis está agravando las desigualdades e injusticias sociales.

El mortal virus SARS-CoV-2 ha provocado la pandemia Covid-19 que ha infectado a más de 138 millones de personas y cobró casi 3 millones de vidas en todo el mundo, pero el salvaje virus capitalista que se alimenta de la explotación del trabajo y los recursos naturales ha profundizado el impacto de la crisis sanitaria mundial y ha arruinado la vida de millones de personas.

Al mismo tiempo, los gobiernos de muchos países, incluidos los del sudeste asiático, han estado utilizando el pretexto de contener la propagación del virus para aumentar su control autoritario y desmantelar los espacios democráticos para intensificar su control del poder. Sin embargo, también estamos siendo testigos de cómo la gente común, que se niega a someterse a las prácticas antidemocráticas y a las normas autoritarias, se levanta para luchar valientemente contra esa tiranía. El movimiento prodemocrático en Tailandia desde el 2020 y la lucha antigolpista en Birmania son ejemplos importantes de personas que luchan contra regímenes represivos.

Dado que las vidas, los medios de subsistencia y el bienestar del pueblo siguen estando sometidos a la amenaza de la economía capitalista en crisis, ahora es el momento de reorganizar la clase obrera y las fuerzas progresistas para construir una alternativa que sea capaz de emancipar al pueblo del salvajismo y la miseria del capitalismo.

El Primero de Mayo nos recuerda la lucha inacabada y permanente de la clase obrera por un mundo mejor, un mundo en el que todas las personas vivan en un ambiente libre, igualitario, justo, democrático, sano, seguro y sostenible. Este esfuerzo no puede lograrse sin la solidaridad, la organización y la movilización continuas del pueblo trabajador desde abajo para exigir un auténtico cambio social.

Nosotras, las organizaciones abajo firmantes, pedimos lo siguiente:

  1. El fin de la dictadura militar y del gobierno dominado por los militares en el Sudeste Asiático. Condenamos el golpe militar en Birmania y expresamos nuestra solidaridad con la lucha del pueblo birmano por la democracia. También apoyamos la lucha por la democracia en Tailandia. Liberar a todxs lxs presxs políticxs y detener la represión de lxs disidentes. Proteger el espacio democrático para que lxs trabajadorxs se organicen y expresen sus demandas para mejorar sus vidas.
  2. Un servicio sanitario universal y gratuito que sea accesible para todxs, incluidxs lxs inmigrantes y lxs refugiadxs. Acabar con el apartheid de las vacunas, desmantelando el monopolio de las grandes empresas farmacéuticas sobre las patentes de los medicamentos, para garantizar el acceso universal a las vacunas y los medicamentos esenciales para todos los países.
  3. Seguridad laboral con seguridad de ingresos. Acabar con las prácticas de subcontratación y precarización de los puestos de trabajo permanentes. Los gobiernos deben invertir los ingresos procedentes de la aplicación de una fiscalidad progresiva integral en los sectores productivos y servicios esenciales, incluida la construcción y mantenimiento de infraestructura social, agricultura y producción sostenible de alimentos sostenibles, generación de energía renovable, provisión de vivienda social, servicios de atención y cuidado para reducir la carga múltiple de las mujeres en el hogar, incluyendo ancianxs, discapacitadxs y niñxs, etc. Los gobiernos de los países de la ASEAN deben establecer un mecanismo regional que garantice salarios decentes para lxs trabajadorxs de la región, para poner fin a las políticas de mano de obra barata y la reducción de los salarios. Los gobiernos de los países de la ASEAN deben trabajar juntos para reconstruir una economía que sirva a las personas y no a los beneficios de las empresas.
  4. Una renta básica garantizada y protección social para todxs, para asegurar que todas las personas, incluidas las familias más pobres y las que han perdido sus ingresos debido a la pandemia, puedan reorganizar sus vidas de forma digna y sostenible.
  5. Un programa integral para mejorar la seguridad alimentaria, con el fin de garantizar el acceso de la población a alimentos sanos y proteger los medios de subsistencia de pequeñxs agricultorxs locales, en todos los países.
  6. Una cancelación de las odiosas deudas impuestas a los gobiernos del Sur Global, para permitir que se destinen más fondos a la implementación de programas sociales para la población en tiempos de crisis.
  7. El fin de las sanciones criminales unilaterales impuestas por las potencias imperialistas (especialmente Estados Unidos) a los países que no se ajustan a sus intereses, como Cuba, Venezuela e Irán.
  8. Adoptar medidas urgentes para hacer frente a la crisis climática y ambiental, buscando una transición justa para abandonar los combustibles fósiles y avanzar hacia una energía 100% renovable, poniendo en marcha un programa de restauración ecológica de la tierra, los bosques, el agua y los océanos, programas para desarrollar la resiliencia de las comunidades con el fin de capacitar a las personas para enfrentar el impacto y recuperarse rápidamente, y un programa de reindustrialización basado en la producción ecológicamente sostenible bajo el control democrático del pueblo.
  9. Defender los derechos de las mujeres aplicando una legislación que penalice la violencia contra ellas y refuerce sus derechos reproductivos, incluido el derecho de la mujer a elegir el aborto.

Unámonos en el espíritu del internacionalismo de la clase obrera, para desafiar el orden capitalista existente y reconstruir nuestro mundo con una visión socialista.

Firmado por,

  1. Parti Sosialis Malaysia (PSM), Malasia
  2. Partai Rakyat Pekerja (PRP), Indonesia
  3. Partido de las Masas Obreras (PLM), Filipinas
  4. Trabajadores Socialistas de Tailandia (SWT)
  5. Kesatuan Perjuangan Rakyat (KPR), Indonesia
  6. Konfederasi Pergerakan Rakyat Indonesia (KPRI), Indonesia
  7. Konfederasi Serikat Nasional / Confederación de la Unión Nacional, Indonesia
  8. Centro de Recursos Laborales de Sedane (LIPS), Indonesia
  9. Jaringan Rakyat Tertindas (JERIT), Malasia
  10. Bukluran ng Manggagawang Pilipino (BMP), Filipinas
  11. Sanlakas, Filipinas
  12. Comité de Campaña por la Constitución del Pueblo (CCPC), Tailandia
  13. Estudios de marxismo de la Universidad de Thammasat (TUMS), Tailandia
  14. Alianza Socialista, Australia
  15. Europe solidaire sans frontières (ESSF), Francia
  16. Nuevo Partido Anticapitalista (NPA), Francia
  17. Movimiento sin fronteras, Hong Kong
  18. Socialista radical, India
  19. Movimiento Haqooq Khalq, Pakistán
  20. Federación Laboral Progresista, Pakistán
  21. Federación de Sindicatos de Empleados de los Medios de Comunicación, Sri Lanka

Ayúdanos a construir la Agencia

La Agencia es la única red mundial de publicaciones progresistas y perspectivas comunitarias.

Desde nuestro lanzamiento en mayo de 2020, la Agencia ha amplificado y dado voz a más de 100 artículos de las principales publicaciones progresistas de todo el mundo, traduciendo cada uno a al menos seis idiomas, y llevando las luchas de los pueblos indígenas del Amazonas, los palestinos en Gaza, las feministas en Senegal, entre otras, a una audiencia global.

Con más de 150 traductorxs y un equipo editorial en crecimiento, confiamos en nuestrxs colaboradorxs para seguir difundiendo estas historias de las luchas comunitarias y para configurarnos como un servicio de difusión para las fuerzas progresistas del mundo.

Ayúdanos a construir esta misión. Dona a la Agencia.

Support
Available in
EnglishGermanItalian (Standard)FrenchSpanishThaiMalaysianHindiPortuguese (Brazil)
Translators
Nicole Millow and Nora Bendersky
Date
04.06.2021

More in Housing and Land Rights

Housing and Land Rights

Indorewala & Wagh: City Planning Before and After the Pandemic

Receive the Progressive International briefing
Privacy PolicyManage CookiesContribution Settings
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell