Statements

El MKSS: la lucha contra la opresión en la India

El MKSS (el Mazdoor Kisan Shakti Sangathan, o la Asociación para el Empoderamiento de los Trabajadorxs y Agricultorxs) lucha por el pleno reconocimiento y la implementación adecuada de los derechos de las personas a la educación y a una vida (laboral) decente.
El MKSS es una organización popular autónoma de campesinxs y trabajadorxs lanzada el 1 de mayo de 1990, en un momento en que los mantras de "Liberalización, Privatización y Globalización" (LPG) habían empezado a extenderse por la India y las economías de gran parte del mundo.
El MKSS es una organización popular autónoma de campesinxs y trabajadorxs lanzada el 1 de mayo de 1990, en un momento en que los mantras de "Liberalización, Privatización y Globalización" (LPG) habían empezado a extenderse por la India y las economías de gran parte del mundo.

Con sede en una cabaña de barro y piedra en un pueblo del centro de Rajastán, el MKSS se comprometió a hacer realidad la promesa colectiva de una Constitución nacida del movimiento nacional por la independencia, y a utilizar y reforzar el modo de lucha no violenta de los movimientos políticos y sociales para pedir cuentas al poder.

A pesar de trabajar en condiciones económicas y sociales hostiles y desfavorables, algunas luchas fundamentales del MKSS inspiraron e impulsaron la progresión de campañas y movimientos sociales en todo el país, tanto por el derecho a la información como por el derecho al trabajo. Estos dos movimientos afirmaron los derechos económicos, sociales y políticos de la gente común, y el uso de la transparencia y la responsabilidad centradas en las personas para avanzar hacia la construcción de una democracia participativa. Un período de intensa participación de la gente en la política y la legislación dio lugar a una serie de leyes basadas en los derechos en la India, incluida una ley histórica sobre el derecho a la información y la pionera Ley nacional de Garantía del Empleo rural.

Sin embargo, en la India contemporánea, el gobierno elegido democráticamente no sólo se está volviendo fascista, sino que también está utilizando las teorías del mercado de la globalización neoliberal para justificar la supresión de la protesta y la disidencia y para sofocar los derechos democráticos de las personas. El Covid-19 ha dado al Estado una gran oportunidad de ejercer un poder arbitrario y discriminatorio, aprovechando el miedo a la epidemia y dejando a millones de trabajadorxs desamparadxs sin sustento, alimentos, vivienda y el derecho de regresar a su hogar. Con la justificación de reconstruir la economía, algunos estados han suspendido las leyes y protecciones laborales básicas durante un período de tres años, e incluso se han eliminado la sacrosanta jornada laboral de ocho horas y el salario mínimo legal. Todo esto ha dado lugar a un grave empobrecimiento de un amplio sector de la sociedad que ha alimentado la narrativa del crecimiento de la India, al tiempo de haber sufrido el mayor impacto de las condiciones de trabajo más duras para lxs trabajadorxs. Ahora, con la descarada eliminación incluso del disfraz de los derechos, es el comienzo de una emergencia económica. Lxs trabajadorxs están siendo empujadxs de vuelta a los “años oscuros” que precedieron a la Revolución francesa.

La India y el mundo se enfrentan a una crisis que amenaza el relato histórico del entendimiento político y la ideología, lo que facilitó la comprensión de la opresión y ayudó a organizarse para ponerle fin. Esta crisis se suma a un declive global ya catastrófico en el que el totalitarismo, la destrucción del medio ambiente, las crisis humanitarias y la desigualdad iban en aumento. Por cada voz de protesta en el mundo, surgen leyes y políticas draconianas que suprimen y fragmentan las comunidades.

Internacional Progresista se está organizando en un momento crítico en el que la solidaridad transnacional de las voces progresistas es imprescindible para superar el opresivo orden económico, político y social actual. Incluso las autoproclamadas democracias han perdido su objetivo moral de proteger a sus ciudadanxs más débiles. Quizás sea crucial que todxs nosotrxs nos unamos, como fuerzas progresistas, para reimaginar un nuevo mundo y diseñar estrategias de acción pública basadas en la igualdad y la justicia.

Available in
EnglishGermanPortuguese (Brazil)RussianSpanishFrench
Translators
Joanna Rothchild, Maria Inés Cuervo and Marianne Reutemann Klee
Date
26.05.2020

More in Statements

Statements

The MKSS: The Struggle Against Oppression in India

Receive the Progressive International briefing
Privacy PolicyManage Cookies
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell