Economy

Los sindicatos docentes húngaros se unen contra la negativa del gobierno de Orban a mejorar las condiciones laborales

Dos importantes sindicatos docentes húngaros se unen para plantear cuatro nuevas demandas ante la continua inacción del gobierno.
Desde que pospusieron sus planes de huelga debido a la pandemia de Covid-19, las condiciones de trabajo del profesorado en Hungría solo han empeorado. Ahora, los dos principales sindicatos húngaros coordinarán sus acciones para enfrentarse al gobierno de Orban en materia de salarios, escasez de personal y la elevada carga de trabajo.
Desde que pospusieron sus planes de huelga debido a la pandemia de Covid-19, las condiciones de trabajo del profesorado en Hungría solo han empeorado. Ahora, los dos principales sindicatos húngaros coordinarán sus acciones para enfrentarse al gobierno de Orban en materia de salarios, escasez de personal y la elevada carga de trabajo.

En una conferencia de prensa conjunta con motivo del Día Mundial de lxs Docentes, el martes 5 de octubre, los dos principales sindicatos de docentes de Hungría –el Sindicato de Docentes (Pedagógusok Szakszervezete, PSZ) y el Sindicato Democrático de Docentes (Pedagógusok Demokratikus Szakszervezete, PDSZ)– iniciarán conjuntamente negociaciones de huelga con el gobierno debido a la escasez de docentes, los bajos salarios y la inmanejable carga de trabajo.

Zsuzsa Szabó, presidenta del Sindicato de Docentes (PSZ), declaró en el evento que llevan haciendo sonar las alarmas en vano desde 2018 por las tensiones salariales y la escasez de personal. Recordó que las conversaciones sobre la huelga se iniciaron en marzo de 2020, justo antes de que Hungría se viera afectada por la primera ola de la pandemia de Covid-19. Considerando que la protección de la vida y la salud es más importante, el comité de huelga suspendió las negociaciones. 

Dado que el gobierno sigue negándose a abordar los problemas señalados por su sindicato, Szabó considera que ha llegado el momento de reformular sus demandas y esta vez en colaboración con el otro gran sindicato del país. La presidenta del PSZ dijo que actualmente faltan 12.000 personas en el sistema de enseñanza, sin contar las que han tenido o tienen que ser sustituidas a causa de la pandemia. Subrayó que en un estado de sobrecarga de trabajo tan grande, lxs docentes no pueden impartir la educación que lxs niñxs tienen derecho a recibir.

Por ello, el PSZ decidió fusionar su comité de huelga con el PDSZ, ya que consideraban el asunto de gran importancia. La acción coordinada es "necesaria para obtener un resultado del gobierno".

Erzsébet Nagy, miembro del comité ejecutivo nacional del PDSZ, añadió que la acción coordinada también era importante porque los salarios de lxs docentes se seguían calculando sobre la base del salario mínimo de 2014 (101.500 HUF = 283 EUR / 326 USD). Además, en 2015 se suprimió la garantía de que los salarios de lxs docentes mantendrían su valor real. 

Según los cálculos del PSZ, en términos del salario mínimo de 2021 (167.400 HUF = 465 EUR / 536 USD), el gobierno quitó a cada docente un promedio de 17 meses de salario entre 2015 y octubre de 2021. Para el inicio del año escolar, el PDSZ realizó una encuesta entre lxs trabajadorxs de la enseñanza pública sobre medios de vida y seguridad financiera. Las respuestas de lxs 2.525 participantes revelaron que una proporción considerable del profesorado sufría algún tipo de dificultad económica y que, en general, estaba insatisfecho con su salario.

Nagy recordó que hubo vagas promesas de un posible aumento salarial, pero no se ha tomado ninguna decisión concreta y por eso es importante reformular sus demandas al gobierno. Katalin Novák –ministra sin cartera de Asuntos de Familia– dijo recientemente que consideraba poco realista vincular la base de cálculo de los salarios al salario mínimo, aunque también consideraba necesario un aumento salarial. Gergely Gulyás –ministro del Gabinete del Primer Ministro– insinuó un pequeño aumento salarial para lxs docentes en la sesión informativa del Gobierno del 29 de septiembre, pero no dio detalles concretos.

Nagy también subrayó la importancia de la creación de un comité de huelga conjunto, ya que el gobierno está legalmente obligado a entablar negociaciones con los sindicatos.

Szabó y Nagy presentaron una lista de demanda conjunta de cuatro puntos formulada por el PSZ y el PDSZ:

  1. La base de proyección del salario básico del profesorado debe ser el salario mínimo actual, pagado con carácter retroactivo desde el 1 de septiembre. 
  2. El salario garantizado para el personal no docente en la educación también debe aumentar con carácter retroactivo a partir del 1 de septiembre. 
  3. Las horas de trabajo del profesorado dedicadas a la educación y la enseñanza no deben superar las 22 horas semanales a partir del 1 de septiembre de 2021. 
  4. Lxs auxiliares pedagógicxs y de educación especial –que actualmente dedican 40 horas semanales a sus funciones– deben tener un contrato por un máximo de 35 horas semanales y deben recibir cinco horas semanales fuera de la institución para su regeneración y preparación, al igual que el profesorado.

Nagy y Szabó comunicaron por escrito sus demandas al primer ministro Viktor Orbán tras la rueda de prensa. En respuesta a una pregunta, destacaron que el gobierno estaba legalmente obligado a designar interlocutorxs en la negociación de la huelga en un plazo de cinco días. Szabó también mencionó que se envió una carta a los partidos parlamentarios pidiéndoles hacer una oferta para lxs trabajadorxs de la educación.

A la pregunta de qué harán si el aumento salarial para lxs docentes no está vinculado al salario mínimo, Nagy respondió que dependía de la oferta, pero que insistirían en garantizar algún tipo de promoción para lxs docentes en el futuro.

Szabó añadió que pretendían garantizar un sistema incorporado para no tener que exigir un aumento cada año. Tamás Totyik, vicepresidente del PSZ, subrayó que su objetivo es evitar que lxs docentes ganen menos del salario mínimo o del salario mínimo garantizado bajo cualquier gobierno.

La rueda de prensa fue transmitida en directo por Mérce. Sigue disponible en la página de Facebook de Mérce.

Bence Bogatin es redactor de Mercé, una web de noticias húngara creada en 2017 ante el avance de la ultraderecha en el país.

Foto: PDSZ - Pedagógusok Demokratikus Szakszervezete, Facebook

Ayúdanos a construir la Agencia

La Agencia es la única red mundial de publicaciones progresistas y perspectivas comunitarias.

Desde nuestro lanzamiento en mayo de 2020, la Agencia ha amplificado y dado voz a más de 100 artículos de las principales publicaciones progresistas de todo el mundo, traduciendo cada uno a al menos seis idiomas, y llevando las luchas de los pueblos indígenas del Amazonas, los palestinos en Gaza, las feministas en Senegal, entre otras, a una audiencia global.

Con más de 150 traductorxs y un equipo editorial en crecimiento, confiamos en nuestrxs colaboradorxs para seguir difundiendo estas historias de las luchas comunitarias y para configurarnos como un servicio de difusión para las fuerzas progresistas del mundo.

Ayúdanos a construir esta misión. Dona a la Agencia.

Support
Available in
EnglishGermanHungarianSpanishItalian (Standard)Portuguese (Brazil)
Author
Bogatin Bence
Translators
Daniela Santalla and Maria Inés Cuervo
Date
19.11.2021

More in Economy

Economy

Alves & Kvangraven: Reclaiming Economics After Covid-19

Receive the Progressive International briefing
Privacy PolicyManage CookiesContribution Settings
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell