Statements

¡Abran las puertas de la universidad, dejen estudiar a las mujeres musulmanas!

Las estudiantes musulmanas luchan contra la "prohibición del hiyab" en las universidades.
Hasina Khan, miembro del Consejo de la IP, y el Colectivo Bebaak responden a los intentos de las autoridades universitarias de impedir el acceso de las mujeres musulmanas a las universidades mediante una "prohibición del hiyab" y exigen que se respete su derecho a la educación
Hasina Khan, miembro del Consejo de la IP, y el Colectivo Bebaak responden a los intentos de las autoridades universitarias de impedir el acceso de las mujeres musulmanas a las universidades mediante una "prohibición del hiyab" y exigen que se respete su derecho a la educación

Nota editorial: La India está inmersa en lo que sólo puede describirse como una campaña de islamofobia avalada por el Estado. Algunos ejemplos recientes son una serie de leyes estatales dirigidas a personas que cambian de religión o contraen matrimonios interreligiosos, la interferencia activa con musulmanxs que ofrecen sus oraciones en lugares designados para ello, intentos de boicot social y económico a musulmanxs, así como llamados masivos a la violencia por parte de grupos religiosos hindúes militantes sin que el gobierno responda a ello y mucho más. La exclusión de las estudiantes musulmanas de escuelas y universidades, aparentemente por llevar el hijab, se entiende mejor en el contexto de un proyecto institucional en curso para excluir violentamente a lxs musulmanxs de la vida pública india.

Condenamos enérgicamente la decisión de varios colegios de Karnataka de impedir la entrada de las estudiantes a los espacios educativos por llevar un hijab. Se trata de un añadido más a la agresiva vigilancia de las minorías que se ha normalizado bajo el BJP. Desde la prohibición de la carne de vacuno, la interrupción de las personas que ofrecen el namaz, la aprobación de una ley anti conversión y la aprobación de la CAA-NRC-NPR, el gobierno de mayoría hindú de Centro está haciendo todo lo posible para avivar las tensiones comunes y discriminar contra los derechos democráticos de lxs musulmanxs en la India.

Apoyamos plenamente a las estudiantes que protestan en Karnataka, cuyo derecho a la educación no puede negarse en función de su identidad y expresión religiosa. Estas acciones perjudican profundamente la naturaleza plural de los espacios educativos y empujan a las personas a instituciones educativas separadas en función de su religión.

En el contexto del actual clima político altamente islamófobo instigado por grupos de derecha, la afirmación de llevar el hiyab se convierte en un símbolo de mantener el derecho a una identidad religiosa minoritaria y de mostrar ese derecho de forma pública. Por lo tanto, la lucha de las mujeres musulmanas por llevar el hiyab en los espacios educativos y públicos debe verse como una lucha valiente contra los dictámenes de lxs gobernantes. Para contrarrestar el ataque a sus derechos, las comunidades marginales se han movilizado sobre la base de su identidad.

La lucha por el derecho a llevar hijab en la India existe junto con la lucha de muchas mujeres por no llevar hijab o burka. El movimiento feminista se ha comprometido con la cuestión de la igualdad de género, la autonomía de las mujeres respecto a la familia y la comunidad, y el uso del cuerpo de las mujeres como marcador de identidad religiosa para todas las comunidades. 

Aunque hay muchas opiniones diferentes sobre el tema, la diferencia fundamental es ésta: en ninguna parte, en estas conversaciones sobre la reforma, la elección y la libertad, la opción de que el Estado o los organismos externos impongan normas sobre los cuerpos de las mujeres surge como una opción progresista. Cuando las mujeres luchan contra el uso del burka debido a su propia crítica interna a la comunidad y a las prácticas religiosas, esto tiene un significado totalmente diferente. La decisión de llevar o no el hiyab o el burka debe partir de las propias mujeres musulmanas, que tienen que negociar un mundo complejo entre un Estado de mayoría hindú y su propia comunidad y espacios públicos desprestigiados.

Hacemos un llamado a todas las universidades de Karnataka que han cerrado sus puertas a las estudiantes musulmanas para que vuelvan a abrirlas y retiren sus injustas normas.

El Colectivo Bebaak (Voz de las Intrépidas) es un colectivo de grupos de mujeres autónomos de todos los estados que luchan por los derechos de las mujeres marginadas.

Hasina Khan es una de las activistas más visibles, valientes y eficaces de la India, que plantea problemas y cuestiones de derechos de la mujer en general y de la mujer musulmana en particular. Es miembro fundadora del Colectivo Bebaak (Voz de las Intrépidas) y miembro del Consejo de la IP.

Ayúdanos a construir la Agencia

La Agencia es la única red mundial de publicaciones progresistas y perspectivas comunitarias y de base.

La misión de la Agencia es audaz: enfrentarse a los medios de comunicación capitalistas creando un espacio compartido para las publicaciones radicales e independientes del mundo, construyendo una coalición que es más que la suma de sus partes.

Junto a más de 40 socios en más de 25 países –y el incansable esfuerzo de nuestro equipo de traductorxs– llevamos perspectivas radicales e historias de las luchas populares a una audiencia global.

Si te parece útil nuestro trabajo, ayúdanos a seguir construyendo la Agencia haciendo una donación periódica. Dependemos exclusivamente de pequeñxs donantes como tú para mantener este trabajo.

Support
Available in
EnglishHindiGermanSpanishArabic
Authors
Bebaak Collective and Hasina Khan
Translators
Tim Swillens and Maria Inés Cuervo
Date
10.02.2022

More in Statements

Statements
2020-07-14

Comelli: The Debt Narrative is Dead Wrong

Receive the Progressive International briefing
Site and identity: Common Knowledge & Robbie Blundell